Support Movement Media

Donate to The Indypendent Today!

Donate! Close
Menu
NYC to Spain Reportback.jpg

Activistas de Nueva York y los movimientos anti-austeridad en España

Janaki Chadha Jul 20, 2015

España ha sido, después de Grecia, unos de los países europeos más afectados por la crisis económica que comenzó en 2008. El nivel de desempleo se sitúa casi en un 25%, una cifra que se doble para los jóvenes. Los votantes españoles registraron el deseo de un cambio en las elecciones municipales celebradas el 24 de mayo que  llevó a la izquierda al poder en Madrid, Barcelona y en media docena más de ciudades.

NYC to Spain, un grupo diverso de 20 activistas, la mayoría residentes en la ciudad Nueva York, fueron testimonios y aprendieron sobre el levantamiento democrático en España. El siete de Julio por la noche, se juntaron en el Instituto Murphy para compartir sus experiencias y observaciones sobre la vibrante situación de los movimientos sociales en España. Asistieron unas 100 personas.

"Todos sabemos que el contexto es muy diferente, pero aún así hay puntos en común", dijo Lucas Shapiro, uno de los organizadores de la delegación. "Parte de la importancia de la solidaridad global es ser capaz de aprender de otros movimientos".

Los miembros de NYC to Spain provienen de diversas organizaciones, entre ellas Make the Road Nueva York, Retail Action Project, May Day Space, Why Hunger y la oficina de Rosa Luxemburgo Stiftung-NYC.

El movimiento contra la austeridad en España, que incluye la lucha contra los desahucios y una creciente de una economía solidaria, ha permitido una alternativa ante los partidos políticos establecidos. Sus inicios se remontan a la crisis económica de 2008 que se tradujo en muchas partes del mundo como un alto nivel de desempleo y pobreza en el país, así como el aumento en la privatización de la salud y la educación. Elia Gran, fotoperiodista  y activista, que formó parte de la delegación, describió los orígenes del movimiento; "no se trata tanto de izquierdas o derechas, [sino]  que la gente se juntó para exigir sentirse representados en una democracia real, y empiezan a pedirle al gobierno que rinde cuentas ".

Entre las organizaciones que visitó la delegación destacan la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) , una organización que apoya a los propietarios que luchan por sus derechos en España, y Podemos, un partido político dedicado a la lucha contra la corrupción y la desigualdad. Rachel McCullough, que tomó parte en la delegación, destacó lo descentralizadas que estaban las organizaciones dentro de  los movimientos, manteniendo a los sindicatos tradicionales y ONGs al margen o totalmente fuera.

"Fuimos testigos de cómo los movimientos pueden realmente arrebatar el poder institucional”, dijo, agregando que este cambio podría darse sin que las políticas electorales acabasen con muchas de estas organizaciones de base. Otros miembros del grupo describieron lo integrados que están entre sí los movimientos sociales en España y su poca competencia por los escasos recursos, caso que se da con frecuencia entre grupos de activistas en EEUU.

Los movimientos sociales en España se han fortalecido con la presencia generalizada de los centros sociales – edificios alquilados o abandonados que albergan diversos grupos de activistas y a la vez se convierten en centros donde la gente puede beber, escuchar música y pasar el rato con sus amigos. Shapiro, que forma parte del espacio Mayday Space situado en Bushwick,  enfatizó la importancia de crear espacios parecidos en Nueva York.

"[Estos espacios públicos] son ​​un lugar donde puedes encontrar a otras personas que también están involucradas en proyectos de transformación social, y no sólo para poder organizarse, sino también para construir una cultura realmente accesible".

Antes de que el público se dividiese en grupos más pequeños para discutir estrategias más concretas de cómo estas lecciones sobre España se pueden incluir en los círculos de organizaciones de Estados Unidos, varias personas plantearon preguntas para la delegación. Sobre todo centrándose en cómo vincular los dos escenarios. Una de pregunta planteaba si los movimientos sociales basados ​​en NYC pueden realmente alejarse de las estructuras más burocráticos, gestionadas por trabajadores a pesar de que existan bajo circunstancias económicas muy diferentes a España, que incluyen un coste mucho más alto de vida y una tasa de desempleo significativamente menor.

Los activistas de NYC to Spain anunciaron, antes de acabar el acto, que esperan enviar una segunda delegación a España en noviembre, cuando el país celebra sus elecciones nacionales.

Traducida de ingles por Elia Gran.

Comments are closed.