Menu

Empresas ‘Buitres’ Circundan El Barrio

Georgia Kromrei Jul 3, 2018

Issue 237

En un apartamento de renta controlada en el primer piso de 231 E. 117th St., Andre Calderón está sofocante. La temperatura en su casa ha promediado 85 ° F desde mediados de mayo.

“Tengo que mantener la puerta abierta”, dice. “Qué manera de vivir. No puedo encender el aire acondicionado con la calefacción porque mojará las paredes “.

Cuando Calderón llamó por primera vez al 311 para quejarse, le dijeron que la ciudad no toma quejas por demasiado calor hasta el 1 de junio. Algunas semanas después y varias llamadas telefónicas adicionales, su radiador todavía está caliente al tacto.

Desde que la compañía Emerald Equity compró 231 E. 117th St. y 48 otros edificios del este de Harlem en diciembre de 2016 — el “grupo Dawnay Day” — las condiciones de vida para los inquilinos han deteriorado mucho, junto con ofertas para pagarles para salir. Según los registros del Departamento de Preservación y Desarrollo de Vivienda (HPD) de la ciudad, ha habido un aumento dramático en la cantidad de quejas sobre pintura con plomo, moho, plagas y falta de gas y calefacción. En una reunión conjunta de las asociaciones de inquilinos de 105 E. 117th y 231 E. 117th en marzo, residente tras residente habló de hijos sifriendo erupciones por polvo de plomo, períodos sin gas para cocinar, infestaciones de cucarachas y ratas, y una necesidad desesperada de reparaciones.

“¿Creen que porque somos españoles somos estúpidos?”, Preguntó Aracelia Gines. “¿Que no conocemos nuestros derechos?”

EXPLORE LOS DATOS: Las quejas de los inquilinos se han aumentado mucho desde que Emerald Equity compró 49 propiedades en East Harlem.

Mientras tanto, ArchRock, la empresa de administración del edificio, ha estado ofreciendo agresivamente compras en efectivo a los inquilinos, renovando los apartamentos desocupados, y alquilándolos por tres veces más dinero de lo que pagaban los residentes anteriores.

Este patrón es muy típico de cómo las lagunas en las leyes de regulación de renta dan a los caseros un incentivo para expulsar a los inquilinos con alquileres controlados y estabilizados e invitar a inquilinos más ricos. El debilitamiento de las leyes por parte del estado en 1997 permita que los caseros cobren un aumento automático de 20% cada vez que un inquilino se muda. Estos cambios les permite desregular los apartamentos vacantes una vez que el alquiler se haya elevado lo suficiente. La aplicación mínima del estado de sus leyes contra los recargos ilegales ha permitido a los propietarios desregular ilegalmente miles de apartamentos.

Las leyes de estabilización de alquileres del estado, que protegen a más o menos dos millones de inquilinos en Nueva York y sus suburbios, caducarán en junio de 2019. Los defensores de inquilinos están instando a la legislatura estatal a revocar el descontrol de vacantes y el bono de vacante automático y ajustar los límites de la cantidad que los caseros puede elevar los alquileres por renovaciones. La Asamblea ha aprobado tales medidas varias veces, pero en el Senado estatal, han sido bloqueadas por una alianza de republicanos y demócratas renegados, con el apoyo tácito del gobernador Andrew Cuomo.

El fondo Brookfield Properties, que prestó a Emerald Equity $300 millones para comprar el grupo Dawnay Day, ha contribuido $150,000 a la campaña de reelección de Cuomo en 2018, usando tres compañías diferentes.

El fondo Brookfield Properties, que prestó a Emerald Equity $300 millones para comprar el grupo Dawnay Day, ha contribuido $150,000 a la campaña de reelección de Cuomo en 2018, usando tres compañías diferentes.

Crystal Vizcaíno, una organizadora comunitaria de Urban Housing Assistance Board (UHAB), dice que 105 E. 117th St. tiene las peores condiciones de vida que ha visto en su carrera. Cuando visitó a Lucy Delemaco, una inquilina cubana de 93 años que no puede salir de su casa de 70 años, encontró “condiciones tan malas que su asistente de hogar ya no podía cuidarla”.

“Las ventanas estaban abiertas en invierno porque el olor a moho era tan fuerte”, dijo Vizcaíno. “La única fuente de calor en el departamento era la estufa. Había cinco agujeros en su techo, y su apartamento no había estado renovado desde los años 70. Emerald Equity sabía cómo estaba viviendo “.

Delemaco y otros 12 miembros de la asociación de inquilinos del edificio firmaron una petición para que Emerald Equity haga las reparaciones. Vizcaíno lo entregó a la compañía el 10 de enero. Emerald no respondió. Dos semanas después, HPD colocó 105 E. 117th en el Alternative Enforcement Program, una lista para toda la ciudad de 250 edificios que la agencia clasifica como “severamente angustiados”.

UHAB fue contratado por Manhattan Legal Services para organizar a los inquilinos en los edificios Emerald Equity en East Harlem. Pudieron financiarlo porque el Concejo Municipal aprobó un aumento de fondos para ayudar a los inquilinos en las disputas con sus propietarios en noviembre pasado, una concesión otorgada para apoyar los cambios de zonificación en East Harlem.

Los inquilinos también recibieron ayuda de The Indypendent. Nuestro artículo principal de febrero sobre la organización de inquilinos en 231 E. 117th se distribuyó en otros edificios propiedad de Emerald Equity, se tradujo al español y se puso a disposición en línea. UHAB ahora está organizando en seis edificios Emerald.

La administración ha tratado de evitar las protestas. En febrero, ArchRock dijo a los inquilinos en 231 E. 117th que su oficina en el vecindario se había movido y que si tenían alguna queja, tendrían que enviarla a una casilla de correos en Brooklyn. Los inquilinos más tarde descubrieron que ArchRock había trasladado la oficina a un espacio a una cuadra más al este en East 117th St., donde las ventanas a nivel de la calle están cubiertas con pintura negra gruesa y los empleados entran y salen por una puerta al sótano.

“Por supuesto que no quieren que sepamos dónde está la oficina”, dice María Miranda, residente de 231 E. 117th. “Ya no quieren verme allí quejándose”.

Miranda, de 63 años, sufre de asma y respirar polvo de su cuarto de baño sin reparar la ha enviado a la sala de emergencias dos veces este año. Sin embargo, ella ha jugado un papel principal en la campaña de organización de inquilinos.

Parandose en cada vuelo para recuperar el aliento, subió lentamente las escaleras del 322 E. 117th St. en marzo. En el último piso, casi todos los apartamentos estaban vacíos y en proceso de renovación. El único inquilino restante dijo que se iría a fin de mes. No había tenido gas por meses y estaba cansado de cocinar en un fogón.

Los inquilinos de edificios ArchRock-Emerald Equity en East Harlem describieron esfuerzos similares para sacarlos. La estrategia parece tener dos vertientes: hacer que las condiciones de vida sean insoportables y luego ofrecer dinero para salir o ofreces para moverles a edificios de Emerald Equity el el Bronx o Yonkers.

De 2014 a 2016, antes de que Emerald Equity compró los edificios de Dawnay Day, HPD presentó 36 demandas demandando que sus propietarios realicen reparaciones o corrijan las violaciones. Desde entonces, el departamento ha presentado 74 demandas de ese tipo, más del doble, contra Emerald.

En abril, los periodistas se enfrentaron a un empleado de ArchRock fuera de su oficina de East Harlem, preguntándole sobre el estado de las 17 demandas de HPD pendientes. “¿Qué demanda?”, Respondió el hombre, vestido con atuendos informales de negocios con auriculares Bluetooth en la oreja, diciéndole a los periodistas que podían esperar una llamada de “el tipo que conociste en la calle” antes de desaparecer en el sótano.

Es ilegal continuar ofreciendo dinero para salir a un inquilino que ha negado, o ofrecer dinero asi sin una oferta formal y escrita. Pero caseros tienen mucho éxito con tácticas asi, y son muy lucrativos cuando son efectivos. Pero causan problemas para los organizadores que no pueden seguir el ritmo de la fábrica de “buyouts” (ofreces de dinero para salir).

“La misma persona ha llamado a mi puerta seis veces desde Navidad, ofreciéndome dinero o el Bronx”, dijo Edgar Gonzaga, de 32 años, quien ha vivido en 322 East 117th toda su vida. Señaló agujeros abiertos en el piso y el techo donde se instaló un tubo de gas después de que se rompió la línea de gas, dejando su familia sin una estufa funcionando. “Están tratando de hacernos miserables”, dijo. “Ellos saben que si renovaron este apartamento, podrían obtener $ 3,000 por mes. Pago $ 1,068 “.

María Martínez aceptó $ 22,000 para salir del apartamento de 18 años en East Harlem. Ella dijo que el colmo fue cuando ArchRock le dijo que el alquiler aumentaría de $ 1,392 a $ 1,500. Si Emerald Equity puede alquilarlo a un nuevo inquilino por $ 3,000, recuperaría los $ 22,000 que pagó a ella en aproximadamente 14 meses.

Martínez dice que preferiría haberse quedado en su departamento, “con mis amigos cerca”, pero se mudó a Pensilvania con su esposo e hija en mayo.

“Están vaciando los edificios más rápido de lo que podemos organizarlos”, dice Crystal Vizcaíno.

This is reader-supported news. Make a contribution today!


Photo:  TORTURED TENANT: Florencia Aguilar, one of many long-suffering residents 231 E. 117 St. Credit: David Grossman.